Ante la Presidencia Española de la UE. Nuevos Retos: Turquía y Serbia

Independientemente de que faltan unos días (8 desde hoy) para que España releve a Suecia de la Presidencia de la Unión Europea, hay algunos hechos de última hora que darán más sentido al papel que nuestro país ha Tadic y Reindfeltjugado en los Balcanes en las últimas dos décadas.

En un próximo post daré mi visión personal del alcance y significado de las tareas y propuestas que Moncloa ha puesto en la Agenda Institucional de los próximos meses, pero hoy me gustaría centrarme en dos cuestiones que sin duda tendrán largo recorrido durante el semestre español.

Por un lado, la apuesta que desde la Presidencia de nuestro gobierno se ha hecho por abrir conversaciones con Turquía, con el fin de acallar críticas desde los lobbys de influencia islámica, de que la UE es un club exclusivamente cristiano. Muchas veces estas voces parecen olvidar (o no enfatizar) el grueso de población islámica que vive en las fronteras europeas: Gran Bretaña, Alemania, Francia y España acogen en su seno a varios millones de ciudadanos procedentes de países del Maghreb, Mashreck y otras zonas de cultura islámica.

Turquía, desde luego comparte más principios sociales y democráticos con cualquier país europeo, que con vecinos suyos como Irán, Siria o Jordania por citar unos ejemplos. Y esta es la cuestión a dilucidar, primero entre su población, y posteriormente entre la población europea. Sin duda Turquía es un país de tradición cultural islámica, como España es católica culturalmente y Suecia protestante. Pero entre estos tres países, son nuestras convicciones democráticas lo que nos acerca, más que nuestras tradiciones de procedencia.

Esto ha de ser un acicate para que el Gobierno Español, acelere medidas para que  crezca la comprensión de que Turquía si es un verdadero ejemplo de integración islámica desde una óptica de democracia laica. Es sin duda una oportunidad, y un valor, que España ha de hacer comprender al resto de los socios europeos y a la población europea en general. Tenemos una gran oportunidad y no podemos desaprovecharla.

Por otro lado, Serbia se convierte en otro aspirante para la integración, dado que en el día de hoy ha solicitado formalmente el ingreso en la UE a la Presidencia Sueca. Boris Tadic, Presidente serbio, se ha reunido con el Primer Ministro sueco, Fredrik Reinfeldt, a tal efecto para normalizar su relación con la UE, tal como lo hiciera en su momento Eslovenia y como pretende hacerlo Croacia.

Con este gesto se plantea una doble cuestión: cerrar el traumático reciente pasado de la región, con la desafortunada guerra de los Balcanes y por otro integrarse de pleno en la integración europea, lo que de hecho les obligará a sentarse en condiciones de igualdad con el resto de los países que otrora fueran enemigos. Falta por ver que pasos dará en este sentido la República de Bosnia y Herzegovina.

Sin duda, el paso dado por Tadic es de una gran fineza política. Sabedor de que España asume la Presidencia en 2010, y dadas las buenas relaciones bilaterales existentes entre nuestros países, especialmente devenidas por la postura común, ante el no reconocimiento de la República de Kosovo (que en su momento dividió a los miembros de la UE, y que ha día de hoy sigue siendo motivo de debate) y otras cuestiones que atañen al enfoque de cómo establecer alianzas y estrategias en la región de los Balcanes; es un paso que le hará tomar un fuerte empuje desde el comienzo de las reuniones previas para la adhesión, aunque arriesgado el paso desde el punto de vista del momento económico.

Habrá que estar atentos a los pasos que desde ahora, Serbia, de en el contexto de la UE, especialmente en cuanto a sus posiciones y opiniones con respecto al resto de las antiguas repúblicas ex-yugoslavas y por supuesto ante las condiciones económicas y sociales que tendrán que cumplir antes de la firma de adhesión.

Seguiremos de cerca las opiniones de la Presidencia Española con respecto a Turquía y Serbia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.