Irán: ¿La primera Revolución Digital Democrática?

La situación política en Irán ha de preocuparnos a todos. No por las inequívocas razones humanitarias y de 3666986.1865222defensa de los derechos humanos que ello implica. Las noticias que nos llegan son preocupantes. En este momento a las 17:20 horas del 16 de junio de 2009, tenemos confirmación de movimiento de tropas en aras de reprimir la oleada para reivindicar garantías democráticas en el país; a pesar de que los ciudadanos que iban a protestar por el “pucherazo electoral” han cambiado de lugar de manifestación, para evitar choques con los seguidores de Ahmadineyad.

La cuestión es clara, el aumento del poder teocrático y nepotista del tandem Ahmadineyad-Jamenei, está en este curso de la historia local iraní. No olvidemos que Alí Jamenei hizo todo lo posible contra el legítimo gobierno de Jatamí cuando este se hizo con el poder en Irán a mediados de los 90. En aquel momento occidente y en especial EEUU y la UE tuvieron una oportunidad de oro para ayudar a Irán a iniciar un camino democrático propio que encajara con los valores de su sociedad. El aperturista Jamenei, tuvo que luchar contra los “opositores” de dentro y la desconfianza de fuera (acentúada con la llegada a la Casa Blanca de G. Bush Jr. y sus halcones) en una guerra que le llevó a el por delante.

Inciso sobre esto: en esa época al ser Presidente de ECOSY tuve la oportunidad en varias ocasiones de dialogar con el Embajador de Irán en España y con algunos de sus asesores y puedo asegurar que su actitud era la de abrir nuevos caminos de colaboración con occidente. Además siempre advertí que presentían que esa actitud les depararía la posibilidad de convertirse en una potencia regional media (con la aquiescencia de la ONU y la comunidad internacional), una vez que resolviesen sus problemas con Israel. Pero la realidad osciló hacia la actual y preocupante situación.

No obstante, tras la caída de Sadam (y por ende de Irak, su principal enemigo, que utilizó a la minoría sunnita para aplastar a la mayoría chií, y eso en Irán, de mayoría aplastante chií tuvo su precio), las cuitas pendientes con el otrora poderoso enemigo al otro lado de la frontera, desaparecieron, por lo que deja tan sólo a otro que les preocupa y les motiva: Israel, y eso para una teocracia es un caramelo que no se puede desaprovechar.

Pero es que la realidad poblacional de Irán es testaruda. Por un lado tiene una de las poblaciones más jóvenes del planeta Tierra, lo cual si no se sabe orientar y dar una salida profesional y personal adecuada, puede ser un “durmiente” que a la larga puede ser peligroso, si no se consigue encauzar sus necesidades. Por otro lado en el mandato de Jatamí, las mujeres vieron una relajación en la aplicación de la sharia. Además se les permitión ciertas cotas de emancipación desconocidas en los países de su entorno. Sobre esto deduzcan lo que está ocurriendo: ¿cómo van a tolerar las mujeres que tras un período en el que tuvieron “visibilidad social” vuelva el peor de los tiempos?.

Estos dos factores ayudan sin duda a que tanto jóvenes y mujeres se echen a la calle a apoyar un cambio. Agotado el régimen de Ahmadineyad por la corrupción, el enfrentamiento internacional, el bloqueo a las reformas sociales y la sensación de que el páis no avanza, pero si los fieles de la revolución islámica, todo es un caldo de cultivo que está llevando a esta situación.

La cuestión es: está la sociedad iraní preparada para un cambio de estas dimensiones. El Daily Telegraph anunciaba ayer que tenía pruebas de que Ahmadineyad había quedado tercero, de ahí la percepción ciudadana generalizada de que el resultado había sido un pucherazo, y es teniendo en cuenta que el presunto ganador Musaví, tan sólo tiene la vitola de “ser algo aperturista”. Me imagino que la gente está viendo la oportunidad de poder hacer algo para propiciar el cambio, hastiados de la situación política actual.

Una cosa está clara: estamos ante la primera revolución digital ciudadana pacífica en la que medios como Facebook y Twitter están jugando una enorme labor. Hoy estoy recibiendo y emitiendo tweets de todo el mundo (incluyendo de gente que está en Irán) informando online sobre lo que está ocurriendo en Teherán. Incluso los ataques del gobierno contra los usuarios iraníes de las redes sociales, no les amedentran, más bien lo contrario. Y es que por vez primera, quienes lanzan los mensajes de auxilio no sólo saben que estos llegan, si no que en el otro lado hay una enorme red de ciudadanos informados y preocupados que expanden la voz de quienes ven cercenada la de los otros en la actualidad. Por lo tanto estamos ante un verdadero acto de hiperpolítica, de política echa por y para ciudadanos (C2C) sin que tengan que intervenir gobiernos ni medios de comunicación.

Hoy tenemos la oportunidad de cambiar el modelo de comunicación del mundo y dar la voz a quien verdaderamente genera las noticias.

Servirá todo esto para algo. Yo espero que sí.

28673332

1 thought on “Irán: ¿La primera Revolución Digital Democrática?

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.