La Presidencia española en el Europarlamento

El Presidente del Gobierno, presentó esta mañana las líneas maestras de lo que pretende que la Presidencia Española represente para este semestre en la UE. Para ello y ante el Pleno del PE en Estrasburgo, realizó una Zapatero_Estrasburgo03.jpg_1957593528intervención muy orientada hacia el público que le escuchaba, los Europarlamentarios, un público muy especial, ya que tradicionalmente se ha visto ninguneado por el resto de las instituciones comunitarias; pero que con la puesta en marcha del Tratado de Lisboa y el refuerzo del papel de la institución que representa el poder ciudadano de la Unión Europea, les ha dado nuevos bríos.

Ha sido un discurso que ha tenido cuatro ejes básicos: la economía, la puesta en marcha de las nuevas instituciones (Presidente de la Unión y Servicio de Acción Exterior), las relaciones exteriores de la UE con el mundo (sin duda el punto más ambicioso de la agenda institucional para estos seis meses) y las políticas sociales imbuidas por el concepto de “ciudadanía europea“.

Como es lógico de suponer ha sido la parte económica, la que se ha llevado el grueso de la intervención. Tres cuestiones han centrado esta parte: la necesidad de establecer un Pacto Social de carácter europeo, las apuesta europea por el desarrollo del “coche eléctrico” y esta a su vez enmarcada por la planificación estratégica de la política energética de la UE, en la que propone la creación de un “mercado común de la energía”, con una marco regulatorio común para todos los países miembros, que además redunde en ir reduciendo en la dependencia energética del viejo continente, frente a nuestros competidores.

También ha apostado por crear un “mercado común digital”, que redunde en la creación de una Europa totalmente digital al final de la década y que reduzca cualquier tipo de barreras al comercio electrónico para lograr ser más competitivos. Sin hablar de un nuevo “mercado común” ha pedido que se concluya el proceso de Bolonia en Educación para conseguir una Universidad Europea, que actúe en bloque frente a sus grandes competidores, ya que país a país no tenemos la suficiente fuerza para actuar independientemente en un mercado cada vez más globalizado.

Por supuesto, ha incidido en lo que representa el nuevo Tratado de Lisboa, para impulsar a las instituciones europeas, recalcando que no podemos dejar pasar esta oportunidad, ante este nuevo impulso. Es decir la posibilidad de realizar una “gobernanza eficiente“.

Finalmente ha realizado un repaso a los objetivos más importantes de la agenda internacional de la UE, especialmente las Cumbres con EEUU y América Latina, y la puesta en marcha de nuevas estrategias en el espacio del Mediterráneo, para acabar con la importancia que ha de tener la ciudadanía europea en todos estos acontecimientos. Sólo con una ciudadanía implicada e informada sobre la Unión se podrá avanzar, para ello propone aumentar la visibilidad de los social durante la Presidencia y para ello ha propuesto la puesta en marcha de un “gran pacto social europeo” sin concretar ningún punto al respecto, salvo el recuerdo de la posibilidad de la Iniciativa Popular en Europa y la activación de la “orden europea de Protección” para las mujeres que sufren maltrato.

Podemos observar que son muchos, variados y ambiciosos los retos de la agenda. Frente quienes dicen que no hay objetivos, les será difícil refutarlos. Otra cosa es cómo transcurra la Presidencia y logre llevar a término las propuestas que ya son oficiales.

Yo soy optimista, (estaré vigilante) y tú, ¿qué opinas?

1 comentario en «La Presidencia española en el Europarlamento»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.