La Presidencia Española de la UE: más Unión Económica

Son muchos los ataques que está recibiendo el Gobierno Zapatero al inicio de la Presidencia Española de la UE. Presidencia que se torna inédita, en tanto que es la primera vez que la UE tras la entrada del Tratado de union económicaLisboa tiene una única voz en Europa: el Presidente de la Unión. Desde el comienzo de esta nueva andadura, fuimos muchos los que dudamos cómo iba a ser dirigida esta troika comunitaria que nacía: el Presidente de la UE, el Presidente de la Comisión Europea y el Presidente de turno del Estado miembro que semestralmente ejerce la Presidencia del Consejo.

Pues bien, primera zozobra despejada: el Presidente José Luis Rodríguez Zapatero, despejó las dudas desde el primer momento, Van Rompuy es el Presidente de la Unión Europea, tajante. Permíteme querido lector recordarte lo que hubiera pasado si el estreno de la Presidencia Europea del nuevo Tratado hubiera ocurrido en el seno de la Presidencia Británica, Italiana (escalofríos me dan) o en el peor de los casos, la Checa.

En otro sentido, y aparte de los ataques constantes del Financial Times y The Economist contra España, con la prensa alemana detrás, afianzando el antiespañolismo latente de la “seria” y “sesuda” prensa británica, donde se cuestiona permanente el papel que España pueda jugar en el actual ruedo europeo, se están dando una serie de factores harto preocupantes. De una parte, en este mes de enero de 2010 China ya ha superado a Alemania como primer país exportador y a Estados Unidos como primer mercado automovilístico del mundo. Durante 2010 el gigante asiático puede superar a Japón en cifras de PIB, convirtiéndose en la segunda economía mundial tras EE.UU. En las cuatro próximas décadas Europa perderá peso de forma vertiginosa, y en el tablero internacional perderá poder frente a potencias emergentes como Brasil e India. De hecho, y aunque en estos momentos parezca lo contrario, Europa necesitará en ese tiempo contar con la fuerza laboral de 70 millones de inmigrantes nuevos. Todos estos datos quedan reflejados por Felipe González, como adelanto del informe que el Grupo de Reflexión que preside ha de entregar a la UE en las próximas semanas.

Por tanto, y aunque haya cantidad de temas que necesitan una perentoria atención por parte de la UE y sus instituciones en la estrategia institucional que se ha de de poner en marcha para desplegar el Tratado de Lisboa, el verdadero quid a dilucidar en este comienzo de página de la historia de Europa, es abordar con urgencia medidas de corte económico que constituyan pilares sólidos que permitan desarrollar la Estrategia UE 2020, para que no fracase como la ya caduca Estrategia de Lisboa.

Por lo tanto los ejes de acción principal de la Presidencia Europea han de estar destinados a reforzar las medidas que fortalezcan la unión económica de la UE:

  1. Para Salir de la Crisis
  2. Para que Europa tenga garantías de progreso frente a las grandes potencias y la amenaza para nuestros sistemas sociales y productivos de las economías emergentes, y
  3. Para que se pueda mantener el Estado del Bienestar Europeo

Vivimos momentos convulsos de índole social y económica que sin duda tienen una respuesta en nuestro entorno geopolítico: “Cuánta más Unión, más fortaleza”.

Porque Europa siendo más competitiva en materia industrial, tecnológica y económica tendrá una oportunidad para avanzar en el progreso de sus pueblos y en el mantimiento de nuestro estado de bienestar. Por tanto hace falta reforzar la coordinación de Políticas Económicas comunes y avanzar en la Unión Económica, además de profundizar en la integración del mercado interior concerniente a la Energía, la I+D+i y el Mercado Digital.

¿Por qué hay que reforzar la Unión Económica? Básicamente por tres grandes cuestiones:

  1. La coordinación económica ha salvado el sistema financiero europeo, evitando un colapso del mercado interior, a pesar de la mala gestión del sistema financiero británico y alemán principalmente.
  2. La certeza de que la UE podrá tener fortaleza política y económica, frente a otras potencias, sólo si puede ser competitiva; y eso sólo puede ser en el seno de la Unión y o gracias a la individualidad de cada estado miembro.
  3. El interés europeo conjunto para avanzar en la Estrategia 2020, con España y Francia a la cabeza ha de ser una oportunidad y más con la puesta en marcha de una nueva estructura y una nueva Comisión.

Finalmente, frente a los agoreros que hablan mal de la acción del Gobierno de Zapatero en la escena internacional, cabe recordar que fue el Gobierno español quien pidió a Sarkozy que convocara al Eurogrupo durante la anterior Presidencia Francesa para tomar medidas conjuntas en el sistema financiero europeo. Fue la primera vez que se tomó una acción de ese tipo en el seno de la UE. La reunión tuvo lugar en Paris el 10 de octubre de 2008, este sin duda fue un hito impulsado desde la maquinaria de la diplomacia española en Europa, y sin duda dió un excelente bagaje a nuestros representantes para encarar con éxito los retos planteados ante esta Presidencia.

1 thought on “La Presidencia Española de la UE: más Unión Económica

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.