Economía, o Titanic “revisitado”

Insisto una vez más que esto de la economía no es lo mío, pero la verdad es que cada día me preocupo cada vez más de que el futuro del planeta esté siempre supeditado a las decisiones técnico-económicas pertinentes, que de forma obstinada en los últimos años se tornan incongruentes entre los objetivos perseguidos (públicamente) y los logros mostrados. Y es que, me reconocerán, que los datos que “vomitan” las estadísticas oficiales llevan a un estupor continuo. Así que hoy nos tenemos que desayunar con la agradable  noticia de que Francia y Alemania (la locomotora europea siempre la han llamado) […]