ITER Tokamak e IFMIF-DONES. Un duo inseparable

Ayer, 30 de enero de 2019, el Director del CIEMAT, D. Carlos Alejaldre, invitado por el Consejo Social de la Universidad de Granada dentro de su ciclo #DialogosUGR, dio una lección de divulgación a quienes tuvimos la suerte de oírle en el Salón de Actos de la Escuela de Ingeniería de Caminos Canales y Puertos, sobre qué es la fusión, qué significa para el futuro de la Humanidad y para qué sirve el IFMIF-DONES, este ingenio tecnológico que todo el mundo llama “acelerador de partículas”.

Primero, si no sabes lo que es el IFMIF-DONES, te aconsejo que leas mi entrada al respecto clicando en este enlace: El Futuro pasa por Granada.

Segundo, la idea de obtener energía de la fusión nuclear y no de la fisión, es un largo sueño acariciado por la ciencia desde mediados del siglo XX, toda vez que se supo sobre la potencial capacidad de la energía atómica.

Tercero, la viabilidad del gran proyecto de fusión ITER TOKAMAK depende de la existencia del IFMIF-DONES, cuya instalación pasa solo por Granada.

El Reto

Pero lo realmente importante es que un proyecto como el IFMIF-DONES puede cambiar el modelo productivo de Granada, y no solo de la ciudad, sino de su provincia y de la estructura industrial tecnológica de España. Por ello, podemos afirmar que este proyecto, es un proyecto de Estado.

El recorrido comenzó en los 80 del pasado siglo, cuando España se adentró en el estudio de la física de altas partículas impulsando un pequeño acelerador, en el CIEMAT que nos permitió aprender y comenzar a desarrollar una industria nacional propia, que a día de hoy es una de las principales proveedoras del consorcio ITER, el que estará a cargo del proyecto granadino, con el liderazgo del CIEMAT.

Además, el IFMIF-DONES ha dejado de ser un marco teórico de desarrollo tecnológico a verse refrendado en su capacidad y la necesidad de ser construido. ¿Por qué? Básicamente, porque tras las pruebas del experimento JET del Reino Unido, se demostró que la fusión de estas características dejó de ser una quimera para ser una realidad. (Hay un debate de si es más eficaz el modelo Tokamak que el Stellator, pero la cuestión es que ya hay un camino trazado para nosotros).

Los resultados del JET hicieron que el consorcio ITER decidiera construir en el sur de Francia el mayor reactor de fusión hasta la fecha, llamado ITER TOKAMAK, con una inversión prevista de 20.000 millones de euros, de los que se han invertido ya cerca de 8.000. Este esfuerzo multinacional de investigación científica para lograr una energía limpia que nos libere de la amenaza de los combustibles fósiles que amenazan nuestra propia existencia, es el mayor reto mundial sobre nuestro futuro planetario que en estos momentos está en marcha.

Sin energía limpia y eficaz cualquier proyecto civilizatorio está condenado a su propia extinción por ineficacia al no haber creado un ecosistema sostenible con su entorno.

Datos para un optimismo racional para su llegada a Granada

Lo más interesante, es que para que el ITER TOKAMAK sea una realidad factible es que necesita del IFMIF-DONES para poder validar varias de sus necesidades previas de funcionamiento. El primero necesita del segundo para poder funcionar y experimentar con plasmas que puedan originar y mantener activa la tan ansiada fusión a 150 millones de grados centígrados. Que por cierto, es 10 veces más que la temperatura del núcleo de nuestro Sol. Sí, como lo lees.

Pero además, en la reunión del pasado verano de 2018 del Plenario de la ESFRI (The European Strategic Forum on Research Infrastructures), eligió entre otras al IFMIF-DONES como una de las infraestructuras estratégicas para Europa en el futuro, tal como se muestra en el ESFRI Roadmap 2018 (examinar la página 162).

En el día de ayer, hubo otro hito para el proyecto que fue la firma de un nuevo convenio de la Universidad de Granada con CIEMAT para crear la Unidad Mixta , que cuenta con una partida inicial de 2M€, para poner en marcha los trabajos que desarrollen la futura infraestructura en Granada, con una inversión cercana a los 600 M€ y un presupuesto anual de operación de 50M€. Desde su estudio a su finalización el proceso dura una década y las operaciones en él se estiman en un mínimo de 20 años y un máximo de 30.

Estamos, por tanto, ante el tramo final para que el IFMIF-DONES se instale definitivamente en Granada. Una decisión que se verá refrendada tras las próximas elecciones europeas del 26 de mayo de 2019, en el que saldrá electo tanto un nuevo Europarlamento como una nueva Comisión Europea. Tras esa elección se tendrá que decidir el marco plurianual presupuestario y el nuevo Programa Marco de I+D que sustituye al actual, toda vez que el año que viene termina la actual Estrategia 2020. Y con ello se sentarán las bases para llevar a cabo la inversión y el inicio de los trabajos, con unos nuevos presupuestos y una nueva generación de programas europeos, que o bien serán la continuación de los existentes o la creación de nuevos.

Es sin duda la mejor de las noticias, o mejor dicho, la mejor combinación de noticias posibles para que el IFMIF-DONES comience a construirse en el comienzo de la próxima década.

Epílogo

No puedo terminar esta entrada sin comentar una anécdota que me llegó a mi corazón trekkie. Carlos Alejaldre ante un fantástico ejercicio de divulgación científica en el que supo explicar a una variada audiencia en qué consiste la fusión y el “acelerador”, terminó diciéndonos que en su época de estudiante su serie favorita era Star Trek, y para ello nos recordó un episodio clásico “El mañana es ayer” en el que Spock le comentaba a Bones, en su periplo temporal por el siglo XX, de forma compasiva lo siguiente: “Fíjese Dr. McCoy, dan pena, solo utilizan la fisión, todavía no saben usar la fusión nuclear”. Esto, según nos dijo fue algo que le impulsó a dedicarse al estudio de la fusión nuclear. Hacen falta más “Alejaldres” en el planeta.

Long Life and Prosper 🖖🏼

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.