La revolución 3D

Se venía especulando con esta tecnología desde hacía ya tiempo, de hecho ha estado agazapada esperando su momento. Y su momento llegó con Avatar, la epopeya (no por cinematográfica) de James Cameron (sin duda elpanasonic_ty_ew3d10u_1 Año 0 de la tecnología 3D). Y es que la industria del consumo tecnológico le va a deber mucho durante largos años.

En el último CES de Las Vegas (la mayor feria mundial de la industria tecnológica electrónica) se presentaron los primeros modelos de TV 3D que se pondrán a la venta durante este semestre. Los pioneros fueron Samsung (y eso que aún está apenas alumbrada su tecnología de LED que ha provocado la desaparición del plasma y de haber convertido al LCD en tecnología prehistórica, en tan sólo 3 años ha ocurrido todo esto), LG, Sony y Panasonic; es decir los “sospechosos habituales“, coreanos y japoneses (¿Dónde está el I+D+i europeo en este sector.? El SECTOR de los años venideros).

Eso sí, esto supondrá la enésima revolución de la industria del entretenimiento, si cabe esta será más profunda. ¿Y eso por qué? Pues sencillamente porque obliga a reformular cómo experimentar el ocio audiovisual y la interacción con todos los equipos existentes y los mundos virtuales en la web.

Si todavía estás exhausto con los cambios de VHS (lo siento si eras Beta, sí, ya se, era mejor, pero reconoce que era como tener un produto Apple hace 10 años, un friki extraño entre la gran masa de consumidores de video). Lo que decía cambios de VHS a DVD (con el consabido desembolso que acarrea, especialmente para coleccionistas cinéfilos como quien escribe), y, de DVD a Blue Ray (¡Eh! el del Beta, no serías de los que te pasaste a HD-DVD, bueno eso pasa por ser un “early adopter” despistado). Por no nablar de los formatos digitales no físicos y de la conversión de cassette a CD, y después al terror de la industria: el formato mp3 (espero que la SGAE, no audite este blog y me acuse de nombrar lo innombrable).

Pues bien todo está en solfa, ya que los nuevos formatos que se están definiendo están ya teniendo problemas de compatibilidad con los sistemas que están ya en el mercado y los que se encuentran en la línea de salida del mismo para este año. En teoría hay tres organizaciones que están trabajando para coordinar los formatos que se están poniendo a disposición del público: La SMPTE (Society of Motion Pictures & Engineers), el 3D@home Consortium y la ITU (International Telecommuncation Union). De ellos surgirán todos los estándares que se vayan aprobando y los que están por venir.

Las Grandes Preguntas:

Se que te estás preguntando si tu flamante LCD de 50′ o tu nuevo reproductor de Blue Ray, van a ser compatibles con lo que viene. De entrada te diré que ninguna tele y del otro “tecnostuff” depende. Va a ser totalmente necesario hacerse con un TV con tecnología 3D y el depende solo afecta a la Playstation 3, cuyo reprodcutor de BR se va a poder actualizar vía software para la reproducción de contenidos 3D.

Además, cada fabricante de los nuevos televisores hará unas gafas especiales para su modelo, por lo cual se elimina la interoperatibilidad (así que hermanos, primos, amigos y cuñados – lo digo en masculino porque ahora me váis a entender – poneros de acuerdo para comprar modelos de la misma marca para cuando llegue el mundial de fútbol de Sudáfrica, que va a ser el causante del fenómeno planetario de la extensión del 3D en los hogares, si no, va a haber discusiones de todo tipo y rupturas familiares, me temo).

Esto ya va a ser un fallo desde el principio para conseguir un mayor índice de penetración en el mercado, al obligar a crear comunidades de usuarios por marca y no por sistema (creo que ha sido un fallo de visión a largo plazo, o más bien de avaricia supina por conseguir gran cuota del mercado desde el principio, y por tanto mayor capacidad de prescripción). Aún así las marcas prevén, según Sony, que la mitad de los aparatos que se vendan en el mercado mundial en 2013 tenga esta tecnología.

Pero la gran batalla no se va a dar en el mercado cinematográfico. Sin duda la gran batalla se dará en el mercado del videojuego y aquí Sony lleva las de ganar: su PS3 es totalmente compatible por el sistema y por tanto consolillas como la wii, están abocadas a la extinción, por no hablar de la Xbox 360. Las grandes firmas de software ya ven el futuro, y el futuro es 3D.

Sobre el futuro:

Me atrevo a aventurar, que el gran salto se va a producir en la ofimática, la tecnología 3D nos va a permitir interacciones virtuales como jamás hemos intuido, y este será el verdadero mercado que se revolucionará. Las aplicaciones del tipo CAD van a estar a disposición de cualquier usuario, las redes sociales experimentarán un cambio de uso radical, tanto en formatos como en contenidos y formas de interrelación, el avance en telemedicina va a ser radical, o en el campo de la investigación de las ciencias de la vida, la química o la física teórica; por no hablar de las capacidades inmediatas de los equipos informáticos, con chips más potentes gracias al grafeno, las futuras aplicaciones de la inminente computación cuántica y su integración en la futura web semántica.

Que es lo que quiero decir, pues eso, que nadie sabe lo que está por venir, y sea lo que sea no será la próxima década, ni siquiera el próximo lustro. Lo veremos antes de que lo podamos asumir como usuarios.

Conclusión: Es tiempo de emprendedores… Y visionarios

PD: Por cierto (especialmente para el del Beta y el HD DVD), si estás pensando ser un early adopter de esta tecnología, te anticipo que hay empresas que están desarrollando sistemas 3D para el hogar sin gafas. Sí, sin gafas, y sí es lo que estás pensando: están basados en sistemas holográficos.

2 thoughts on “La revolución 3D

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.