Reflexiones sobre la Presidencia Española

No quiero hacer un post sobre cuáles, a muy juicio obviamente, han sido los hitos de la Presidencia Española y cuáles sus puntos flacos. No creo que sea el momento, antes habrá que leer, tamizar y razonar toda la torreagbarue2010-640x640x80información que al respecto ya se está emitiendo y se emitirá, tanto de los canales institucionales, la prensa o los medios especializados.

Creo que una valoración de este tipo se merece un análisis pormenorizado más adelante, e incluso por campos de trabajo. Un punto de interés para mi es lo referente a las políticas culturales, de lo cual hablaré un post más adelante.

Ahora quisiera realizar una reflexión en voz alta sobre lo que ha supuesto esta Presidencia, que ha tenido una doble característica por la que ha sido especial. Los hados y el destino han querido que confluyan dos hechos muy notorios en ella, de un lado la entrada en vigor del Tratado de Lisboa y por otro el escenario de crisis mundial y la especial situación de nuestro país en los escenarios mundiales.

Comenzando por el final, sin duda, la crisis ha sido un factor muy minorativo del ambicioso proyecto de trabajo que el Gobierno de España había preparado para este Semestre recién concluido. El desastre de la economía griega que puso en jaque la propia supervivencia de la UEM y el desajuste financiero que producen los continuos ataques especulativos contra la deuda soberana española (entre los cuáles se hayan los del Deutsche Bank ¡!) y, todo hay que decirlo, el escaso crédito que tiene nuestro Gobierno a la hora de actuar rotundamente ante estos buitres de dólar, que ansían poner en jaque al Euro [Excepción a este panorama, fue el mes de junio con la panoplia diplomática desplegada, tanto en la UE – con la acertada presión de Moncloa en el Consejo Europeo sobre los resultados de estrés de la banca, que han puesto al sistema bancario alemán y británico en su sitio – o ante el FMI sobre la fortaleza financiera de nuestro país].

Pero, además, este Semestre partía con otro, ¿problema?. Me refiero a la entrada en escena de otro contrapoder dentro de la compleja estructura institucional de la UE, mucho más alla de la comitología al uso. Me refiero a la existencia de un poder político de tres cabezas: el Presidente de la Comisión Europea, Durao Barroso; el Presidente del Consejo de la Presidencia de Turno, José Luis R. Zapatero y el Presidente de la Unión Europea, Van Rompuy. En esta compleja forma de administrar el poder de la UE, creo que la Presidencia Española ha marcado un hito importante, no ha habido estridencias, ni salidas de tono; todo ha fluido en apariencia de normalidad para el conjunto de la ciudadanía europea (aunque me imagino, que la impresión no será la misma en los servicios de Gabinete y Protocolo de sendas instituciones). No obstante, a pesar de los problemas, que los habrá habido, este no ha sido un tema de la Presidencia Española, por lo que ésta ha marcado la senda de cómo se ha de trabajar con la nueva estructura. Imaginemos por un momento, qué hubiera pasado si esta puesta en marcha hubiera estado en manos de Berlusconi, Sarkozy o el Presidente Polaco (dan escalofríos, ¿verdad?).

Otra cuestión sería hablar de la ausencia permanente de la Alta Representante de la Política Exterior y Política de Seguridad de la UE, la Baronesa Ashton. ¿Alguien sabe a qué se dedica?, ¿sabe ella lo que tiene que hacer?

Pero, volvamos a este breve análisis de impresiones. Hay dos cuestiones que quiero remarcar. Una excesivamente preocupante. En un tiempo en el que la ciudadanía está cada vez más lejos de la política, y que además ven a ésta como a un mal que hay que soportar (sensación harto preocupante), esta era una oportunidad para acercar a la ciudadanía el concepto de Europa. Pero para ello, ha fallado lo principal, el nexo de comunicación entre la ciudadanía y las instituciones: los medios de comunicación. Siguen obviando el papel de las instituciones europeas en el quehacer político diario. No hay un visión paneuropea de las medidas y noticias que salen de Bruselas. Tan solo cuando se informa de las reuniones del Consejo Europeo o del Ecofin, lo demás no interesa. Craso error, en Europa todo lo que se decide nos afecta a diario, y este mensaje no llega a la ciudadanía. Sólo cuando la ciudadanía perciba esa sensación, la UE dará el salto hacia adelante del déficit democrático que posee aún.

No quiero terminar sin destacar dos cosas de esta Presidencia. Dentro de la actividad que se ha desplegado, se ha intentado crear nodos ciudadanos en el espacio 2.0 que intenten trasladar opinión sobre Europa. Iniciativas como: Hablamos de Europa, Europeando o el Reto 2030, son un intento de socializar las políticas europeas en redes ciudadanas. Es un camino que ha marcado esta Presidencia y que espero que prosigan el resto de las presidencias, especialmente las del resto del Trio, ahora la belga y en el primer semestre de 2011 la húngara. Además, este trabajo no sólo se quedó en el apartado de agitación digital, fue todo un acierto hacer una convocatoria especial para el Tercer Sector europeo en Málaga, el pasado mes de mayo en las Jornadas Cívicas Europeas 2010, una acción que espero que se repita en futuras presidencias.

Para terminar quiero recordar un hito de esta Presidencia al respecto de la participación e implicación ciudadana en Europa. El impulso para la puesta en marcha, definitivamente de la Iniciativa Ciudadana Europea. Una verdadera oportunidad de acercar Europa a la ciudadanía, dándole la palabra de forma efectiva y sin tapujos.

6 thoughts on “Reflexiones sobre la Presidencia Española

  1. Pingback: Bitacoras.com
    1. Por cierto Emilio, aprovecho para felicitarte por tu trabajo en La Comunidad de El País, donde hace ya tiempo que te sigo. Al ver tu felicitación me he quedado sin palabras, realmente. Es todo un honor que te hayas fijado en mi blog; te reitero las gracias por la felicitación, que por supuesto es extensiva a tu labor diaria a la hora de informar a la ciudadanía sobre los temas centrales del debate europeo, día a día 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.