Star Trek XI, un auténtico FESTÍN Trekkie

Apoteósica, espectacular, vertiginosa, sorprendente, hilarante, tensa, respetuosa pero irreverente a la vez.star_trek_xi_imax_poster

Gracias J.J. Abrams. Gracias por resucitar el espíritu de Star Trek con un nuevo lenguaje visual y nuevos códigos trekkies. Pero sin duda gracias por reinventar el universo trekkie, sin faltar al compromiso de la tradición y de la filosofía original que inundó al mundo en los 60 de la mano de Gene Roddenberry.

Quizá esa era parte de la ecuación que el salto a la pantalla grande de la franquicia audiovisual más grande que ha existido, jamás había conseguido despejar. Tan difícil, pero tan evidente. Al mando de ella se debía colocar un no fan de la serie original (ni de las restantes), incluso si me pemitís diríase que el Sr. Abrams era un tanto antitrekkie según sus primeras entrevistas, cuando se anunció que se encargaría de revitalizar el universo trekkie.

Gracias por abrirnos los ojos, por dotar al universo de Star Trek un nuevo faro, unos nuevos objetivos y sobre todo una nueva tipología de los personajes. Quizá está ahí la otra parte del éxito de este nuevo ensamblaje: el casting. Comencemos por lo malo, el rol de Chekov, más payasete de lo que cabría esperar, un tanto diluído salvo en la hilarante (con la tensión de fondo) escena de la localización del transportador en Vulcano.

Con respecto a los demás, la palabra es impresionante. Bones McCoy es él, el de siempre el de TOS (la serie original), parace un revival, por no decir de Scotty y su patente apatía por las jerarquías y su total lealtad a las personas, Uhura es lo que uno se espera a tenor de lo que se deja ver a lo largo de la serie original con el punto de personaje femenino fuerte y con una personalidad desbordante, lejos de los tópicos de los papeles femeninos en la ciencia ficción norteamericana de los 50 y 60. Sulu es otro de los personajes que más se amolda a su original, de hecho en el film hay cantidad de guiños a la serie original en ese sentido.

Pero lo mejor es el tandem. El personaje de Kirk (Chris Pine) es el que uno espera, joven pendenciero, mujeriego y alma torturada que le prepara para definir al personaje que todos esperamos, imprevisible y atávico, las escenas que nos llevan a su enrolamiento y su ególatra (es Kirk!) y pavoneada sobreactuación en el desarrollo de la acción del simulador del Kobayashi Maru (leyenda trekkie donde las haya), definen perfectamente al personaje.

Hasta aquí, todo bajo los parámetros que uno espera, pero…

Spock, el elemento central de este nuevo universo trekkie. Efectivamente. Empezando por el actor Zachary Quinto (al que he llegado a detestar por su extraordinaria e inquietante actuación en Heroes, en la piel del sociópata y ahumano Sylar), que lleva a la quintaesencia la interpretación de nuestro vulcano favorito. Antes que nada, la presencia y papel central en el argumento de la película de Leonard Nimoy (el Spock original) demuestra hasta que punto todos los universos trekkies convergen en esta nueva visión.

Por cierto esta nueva visión, entronca varios aspectos de la serie original con los sucesos nunca vistos anteriormente de la USS Kelvin y del papel que el Capitán Pike tiene en la vida de Kirk. La mención al Almirante Archer (para congraciarse con la última franquicia Star Trek Enterprise, capitaneada por el actor Scott Bakula) y además por si fuera poco con la tripulación de TNG, que sin mencionar a nadie, el Spock del futuro le dice a Kirk sobre ciertas acciones que se producen en Star Trek IV y Star Trek Generations (la primera en la que la Nueva Generación de Jean Luc Picard entra en acción). Sin duda un intento de conjugar todos los universos trekkies posibles (dejando al lado DS9 y Voyager) con el fin de hacer valer las nuevas premisas argumentales que surgirán gracias a la aparición de ciertos elementos romulanos en el argumento, y la desaparición de dos planetas concretos en el nuevo universo trekkie que se avecina.

Pero vuelvo a Spock. El nuevo Spock es más grande, más misterioso, más impredecible (it’s ilogical! diría ante esto :)). Sí amigos y amigas, el nuevo Spock tiene que vivir con su ambivalencia vulcaniana y humana, algo que la serie original habia suprimido. Algo que hará correr ríos de píxeles en internet, pero es que la grandeza de este nuevo Star Trek es que las líneas argumentales trazadas por los guionistas Orcci y Kurtzman (habituales colaboradores de Abrams e instigadores de esa maravilla que se llama Fringe), sin saltarse nada, crean una singularidad cronotrekkie, que permite explorar nuevos recorridos trekkies, especialmente con sus roles. Son los que son, sabemos quienes son, pero todo será diferente. Su universo ha cambiado, es lo que tienen las singularidades en el cosmos. La verdad es que tengo ganas de ver que opina sobre esto mi astrofísico favorito Kip S. Thorne (espero que escriba algo que de cuenta una vez más de su sapiencia y humor a la par en un tema tan delicado como la manipulación espaciotemporal). Por otro lado sería genial saber que le pasa por la cabeza a uno de los guionistas más “espaciotemporales” de la saga como lo es Brannon Braga.

Por cierto en el tema de los papeles y roles de la nueva tripulación, hay uno en especial que dará que hablar y que no desvelaré en este post.

Ah! el otro invitado que completa el círculo de buen argumento, buen guión y buen reparto. Los FX. Por primera vez vemos unos efectos especiales dignos de la saga trekkie. Y además son de la ILM de Lucas.

Por ahora no voy a entrar a destripar la película, quiero que os de tiempo a verla. Yo la vi en el IMAX y es una experiencia espiritual, mística. Serán por los 12.000 watios de sonido.

Para el final lo que sin duda creará más controversia. Star Trek XI deja a la altura del betún la “otra saga” la del reverso yla fuerza (Ojo! soy superfan). Lo siento, Abrams le ha pegado un repaso a Spielberg y a Lucas de un sólo plumazo y encima contando una historia…

LA LEYENDA COMIENZA (de nuevo…)star-trek-imax (foto)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.