El Parlamento Europeo avanza hacia una ICE ciudadana

Sin duda, el despliegue de la Iniciativa Ciudadana Europea (ICE) recogida en el Tratado de Lisboa está siendo un frente de debate político en las instituciones europeas. No en vano se trata de la primera regulación jurídica de participación ciudadana activa en las políticas europeas, desde los tratados constituyentes; y esto obviamenteeuroparlamento es altamente complejo. Primero, por la propia arquitectura de la toma de decisiones legislativas en la Unión (máxime, cuando se trata de regular artículos del Tratado Europeo), y en segundo lugar por la propia complejidad de las relaciones intergubernamentales y el intrincado mapa regulatorio en ámbitos nacionales sobre una inciativa como esta (en España existe algo similar: la Iniciativa Legislativa Popular, recogida en el artículo 87.3 de la Constitución Española y desarrollada en la Ley Orgánica 3/1984 del 28 de marzo – máxima protección legal -, pero que sin embargo en países de nuestro entorno, como Francia, ni siquiera existe).

Dicho esto, esta semana, en concreto el 9 de noviembre, ha tenido lugar en Bruselas la reunión conjunta del AFCO (Comité de Asuntos Constitucionales del PE) y del PETI (Comité de Peticiones), y en ella los 4 ponentes del Informe [Zita Gurmai y Alain Lamassoure corredactores por parte de la AFCO y Diana Wallis y Gerald Häfner por parte de la PETI] que ha de ser elevado al Pleno en diciembre, tras la votación del informe final a finales de noviembre; han sentado las bases de cómo ha de ser regulada la ICE. Hay que decir que han de luchar contra las propias renuencias de la Comisión (no le gusta la idea de una herramienta legislativa de estas características) y del Consejo. No obstante, hay que agradecer que se vayan despejando muchas incógnitas y que además se aporten nuevas perspectivas al debate, aclarando la posición de los tres poderes tradicionales de la Unión. Es de interés recordar, la denodada defensa que los redactores están haciendo de que sea la Comisión la instancia europea que ampare la ICE.

Se puede resumir el trabajo de la reunión conjunta de los Comités en tres ejes principales, que definirán la filosofía y principios de funcionamiento de la ICE:

  • Facilidad de acceso a los procedimientos de admisibilidad de las propuestas en la Comisión (institución que en principio ha de dar carta de naturaleza a la ICE en primera audiencia)
  • Reducción del número de nacionales de diferentes estados presentes en el inicio de la ICE. De los iniciales de 1/3 se pasa a 1/5 en la propuesta que se elevará al Pleno, y
  • Se propone eliminar el requisito de identificación de los ciudadanos que firman la petición.

Estos son los grandes bloques que perfilarán el debate de diciembre. Según Euroalert.Net la gran cuestión a abordar, es que los ponentes del informe del Parlamento sugieren, contrariamente a la propuesta de la Comisión, que se verifique la admisibilidad de la iniciativa sólo después de que se hayan reunido ya 300.000 firmas, con el fin de verificar un sistema de control de elegibilidad en el momento en el que la iniciativa es registrada en la web de la Comisión. En principio se entiende como una forma de evitar que los ciudadanos acaben firmando iniciativas que luego no van a llevar a ninguna parte.

Para garantizar que las iniciativas son serias y tienen una dimensión europea, el borrador del informe sugiere la creación de un Comité de Ciudadanos, con al menos siete miembros de siete estados diferentes, encargado de registrar las iniciativas. Miembros de la Comisión Parlamentaria y representantes de la Comisión también discutieron acerca de los criterios que deben aplicarse en este examen de admisibilidad, más allá de la “dimensión europea” de la iniciativa.

Estos, sin duda, serán elementos de choque dialéctico en la Eurocámara, en la que los MPEs, espero, se pongan más en el papel de sus representados, que en los intereses de sus grupos políticos y de sus gobiernos respectivos (actitud que, a mi juicio, pesa en demasía en el equilibrio institucional que representa el Europarlamento).

En cuanto al tema del número de estados mínimo representados por los ciudadanos en la ICE, la cuestión sigue siendo un gran caballo de batalla. Es más que previsible que een l Pleno, la propuesta de 1/5 pase. Pero tanto la Comisión, como el Consejo, van a ser beligerantes en su visión de mantener la propuesta original de 1/3. Algo que sin duda dotaría de una mayor complejidad a la puesta en marcha de una ICE, por parte de la ciudadanía europea.

Y sin duda, el tema de la identificación va a ser otro problema. En el Consejo son algunas las voces, que para nada ven con buenos ojos la propuesta de la AFCO. Será otro escollo a resolver.

De todas formas, los ponentes de la AFCO han hecho su labor (tengamos en cuenta las presiones, nacionales, de partido y de lobbys que estarán sufriendo) y hay que reconocerles el acierto con el que están desempeñando su labor. Los próximos 29 y 30 de noviembre se procederá a la votación del informe de los ponentes en el Comité de la AFCO y está previsto su trámite en el Pleno del PE a mediados de diciembre. Tras ello seguirá un trámite institucional hasta su aprobación final, del que seguiré informando. Cuando esto suceda los estados miembro han solicitado un plazo de 12 meses, para trasponer la nueva legislación a sus respectivos corpus jurídicos.

La cuestión es que se van despejando los caminos para conseguir una ICE lo más próxima a los ciudadanos posible, pero… ¿estamos los ciudadanos siendo coherentes con la oportunidad que nos está dando Europa? Creo sinceramente que la respuesta es del todo negativa, en parte por el alejamiento paulatino que los europeos tenemos de Europa, en concreto de la UE.

Tenemos una oportunidad de ir aportando, como ciudadanos individuales, en la construcción europea, y en estos momentos se está construyendo el futuro andamiaje que ha de ser el primer paso para una mayor implicación ciudadana. Hagamos llegar nuestra voz a nuestros representantes en el Europarlamento. Tenemos este mes para presionar. Más tarde nos quedaremos sin capacidad de influir, por mínima que sea esa capacidad.

He creado una Causa en Facebook, para conectarnos y estar informados y debatir sobre la ICE. Te invito a que te unas.

4 thoughts on “El Parlamento Europeo avanza hacia una ICE ciudadana

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.